VI Certamen Fotografía Científica - Ganadores

Por sexto año consecutivo, la Unidad de Cultura Científica y de la Innovación organizó este certamen, que en esta edición contó con 93 trabajos presentados, siendo el que más participación ha tenido hasta la fecha.

En esta edición el jurado ha sido formado por los Profesores Ángel Martín del Rey del Departamento de Matemática Aplicada, Francisco Javier Frutos Esteban, del Departamento de Sociología y Comunicación, Raúl Rivas González, del Departamento de Microbiología y Genética y María Suárez Junquera, responsable de comunicación científica del Área de Comunicación de la Universidad de Salamanca.

De entre todos los  trabajos presentados, el jurado resolvió conceder tres primeros premios a: Ana García Cabrera, por su trabajo titulado “¿Atmósferas planetarias o pompas de jabón?”, a César Llanos Guerrero, por su trabajo titulado “Lacerta schreiberi asoleándose” y a Daniel Peña González por su trabajo titulado  “Camino hacia el universo”.

El resto de seleccionados son: Virginia Sánchez Robledo, Ricardo Sánchez Germain, Marta Sofía Almeida Alves, Jorge Sereno Cadierno, Jorge Poveda Arias, Begoña Ayuda Durán, Miguel Fernández Peláez, Zehan Shen, Paula Ochoa Sánchez, Marta Rodríguez Río, Alejandro Jiménez Gómez, Daniel López Sánchez, Elena Martín Martín, Raúl González Turienzo y Jorge Fernández Dolón.
Image
Ana García Cabrera, “¿Atmósferas planetarias o pompas de jabón?”.

La luz blanca está compuesta por luz de todos los colores que somos capaces de percibir. Cada color del espectro visible representa una oscilación del campo electromagnético a una determinada frecuencia. Cuando la luz blanca atraviesa una lámina transparente delgada, como la superficie de una pompa de jabón, sufre reflexiones. Éstas hacen que las ondas de un mismo color se mezclen; se producen interferencias y algunos colores se destruyen. Los colores que vemos en la superficie son precisamente los colores que no han desaparecido. Éstos nos hablan del grosor de la lámina. Si soplamos suavemente sobre la superficie, se dibujan figuras extrañas. Las interferencias de la luz permiten visualizar la dinámica turbulenta del fluido, una imagen que recuerda a la atmósfera de Júpiter.

César Llanos Guerrero, “Lacerta schreiberi asoleándose”.

Este lagarto verdinegro hembra (los machos presentan color azul en la cabeza), aprovechó las últimas luces del Sol y el calor de la roca para acabar su actividad diurna. Los reptiles son animales ectotermos, es decir, que regulan su temperatura interna a partir de la temperatura ambiental, de ahí que se les llame animales de sangre fría. Así, aprovechan las fuentes de calor externo consiguiendo temperaturas corporales relativamente estables. Mientras que los endotermos (como los humanos) generan calor de la energía química obtenida del alimento, los ectotermos no necesitan alimentarse diariamente, de hecho, pueden estar meses sin hacerlo. La regulación de la temperatura mediante el ambiente supone también una desventaja, como la dificultad de habitar zonas ambientales de altas o bajas temperaturas.

Image
Image
Daniel Peña González, “Camino hacia el universo”.

La Vía Láctea es una galaxia espiral donde se encuentra el Sistema Solar y por tanto, nuestro planeta. La Vía Láctea tiene un diámetro aproximado de 100.000 años luz y tiene una masa de más de dos billones de veces la del Sol. Se estima que tiene entre 200.000 y 400.000 millones de estrellas. Está compuesta de tres partes: el halo, el disco y el bulbo. Nuestra galaxia forma parte del Grupo Local que consta de 40 galaxias entre las que se encuentra Andrómeda, visible en la parte inferior izquierda de la fotografía. La fotografía se realizó en un lugar alejado de las luces del pueblo más cercano y consta en realidad de 6 imágenes unidas para formar una panorámica de la Vía Láctea de norte a sur pasando por las costelaciones de Perseo, Casiopea, Cefeo, el Cisne, Lira y Ofiuco, entre otras.